viernes, 30 de septiembre de 2016

TRANSPARENTE

!Trece !, !Ese numero maldito !Si !. Hasta que a los trece le llegó casi sin avisar la visita de su feminidad, Marta…, Martita para sus papas, era una niña regordeta , alegre y feliz. Pero las puñeteras hormonas que robándole su infancia forjaron en ella un cuerpo bello y delicado…, unos cabellos negros elegantemente ondulados…. y una inteligencia aguda y penetrante, también la castigaron  como compensación por lo mucho recibido y resultó que con su belleza le llegó también una condena.... !! Marta era transparente !!




¿Su piel …? ! No! ! No me ha entendido Vd. caballero .....! Su piel era blanca, blanca como la nieve de una blancura inmaculada que resaltaba aún más con el oscuro de su pelo.

!! Ella era transparente a los demás!!, si.... era transparente porque manifestaba sus sentimientos en su rostro y en sus gestos sin poder disimularlos. ! Si ! , no podía evitar que los demás captaran sin esfuerzo su estado de ánimo. Sus reacciones, su mirada , sus momentos alegres, sombríos , enfadados o indiferentes y que los gestos y reacciones de su cara y de su cuerpo, se manifestaran autónomamente sin poderlos controlar con una claridad tal, que se hacía transparente a los ojos ajenos que podían leer  sin dificultad alguna su alma como quien lee una revista.

Aun hoy, Marta siente vergüenza al recordar cómo sus amigas, contemplaban divertidas como afloraba en ella el amor por aquel muchacho moreno y tímido de ojos soñadores, y la tristeza que le producía ser ignorada por el chico que secretamente amaba a otra, o cómo se reían crueles a ver en su rosto el odio y la inquina que generaba en ella aquella compañera de curso con quien competía en literatura, o incluso cómo se burlaban cuando notaban por su nerviosismo que estaba con la regla.

!Que martirio!, ser transparente en un mundo adolescente en el que jugar a adultos con los sentimientos y sensaciones con las cartas tapadas para mostrarlas cuando conviene, es algo fundamental. Nadie sabe el suplicio que supone para una mujer vivir sin la menor intimidad y Marta, se sentía como un modelo de escaparate o mejor … como si la pared de su baño que da a la calle fuera de cristal…

! Que tortura era no poder mentir en un mundo que miente, sin que un rubor intenso convirtiese su cara en una granada partida!

¿ Sabe Vd.….?, no hizo falta mucho tiempo para que su buena cabeza la llevara a enclaustrarse en casa. Si…., era comprensible, Marta era muy sensible y el placer del contacto con los demás no lograba compensar el sufrimiento que le producía. Si, resignación…, no gozar para no sufrir..

Se construyó un pequeño mundo donde no era feliz, pero tampoco desagraciada, y así como un buen vino en la bodega, fue madurando silenciosamente hasta la mayoría de edad alejada de las miradas ajenas, pero sin dejar de ser transparente. Libros , labores, paseos…y el maravilloso mundo anónimo que le abrió internet, constituían su vida.

Pero aquello….! Aquello no era bastante para el alma apasionada que delataban sus profundos ojos !, ! Marta anhelaba el contacto…!, !El tacto…!, aquella caricia que acabara de incendiar su sexo ya encendido por secretos anhelos y suaves caricias y que parecía destinada a no conocer…

¿Y.. la conoció..?

! Vaya hombre!, veo que vd. es un Calentón y no ha abierto la boca para preguntar nada hasta que hemos llegado a lo escabroso…, pero por favor no me sea Vd. impaciente que me jode la historia…

Si, ! La conoció !.. Marta rondaría ya los veintidós… Lo encontró en un banco sentado tranquilo bajo un sauce junto a la fuente camino de la ermita. Paseaba sigilosa al atardecer… casi de noche como era su costumbre por aquella vereda tranquila y arbolada por la que 
a aquellas horas no pasaba ni Dios . 

! Buenas tardes señor!....Ella lo saludó educadamente, pero él ni se inmutó y sin ni siquiera mirarla se limitó a contestar con un cortés gruñido. Era guapo, un fino rostro , labios carnosos patillas rizadas y unos ojos verdes y limpios con pestañas largas y casi femeninas cuya mirada tardía sintió que no la incomodaba por primera vez en su vida.. esa mirada no la leía por dentro..., no la traspasaba como la luz al papel, ni violaba su trasparente piel como la mirada de los otros… y además…estaba su voz..., !Su voz…!, ! Ay su voz…! era dulce y suave pero a su vez, profunda y masculina .

Por primera vez en años, Marta no sintió la necesidad de huir….¿Sabes? …. Aún no sabe por qué lo hizo, 
luego recordaba aquella tarde con incredulidad como si unos hilos de marioneta le hubieran guiado sin pedirle opinión. No se reconocía a ella misma actuando así, fue como si lo hubiera hecho otra mujer, una desconocida , alguien ajeno e irreal. 

Pero fuese como fuese…, Marta cedió atrevidamente a su impulso, se sentó junto a él y en aquel paramo solitario, le tomó la mano para percibir la suavidad de su tacto y a continuación sin saber como ni porqué, se encontró besándole en la boca con una pasión a la que él, tras su sorpresa inicial el hombre  correspondió. ! No hubo palabras…!, solo besos y tactos, tactos y besos..La verdad, es que hasta que jadeante aun se separó un poco de su boca para mirarle a los ojos, Marta no fue consciente de que aquel hombre era ciego y que aquellos hermosos ojos verdes solo decoraban su  rostro….

!!Joder!!…!Que chafón…!, !Pobre chica…! ! Que mala suerte....! ! Para uno al que se acerca……! ! me la imagino a la muchacha corriendo a su casa con el susto en el cuerpo y el corazón a mil…? ¿No?

¿Corriendo…. ? ! JaJaJa! ¿ Que dices…? !! Marta había encontrado el amor que justo necesitaba !! ¿Sabes…? …Si, él para ella era hermosamente ciego… no podía ver su impúdica transparencia… y ella podía ser ella misma a su lado.. !! Como dos difíciles piezas del puzzle del la vida, encajaban a la perfección…!! !! Que maravillosa es la naturaleza que siempre tiene un roto para un descosido !!