viernes, 5 de agosto de 2016

LA IRRESISTIBLE ATRACCIÓN DEL ESTANQUE

Doscientos cuarenta y seis….sí…., los llevaba contados sin darme cuenta, porque doscientos cuarenta y seis saltos es lo que me había costado llegar a aquel estanque desde mi pequeña charca cerca del pantano…


Cuando llegué al filo del alba…las primeras luces me mostraron su increíble belleza... era un estanque de gran mansión y jardinero japonés.. de esas casas de revista de decoración y dueña con collar de perlas y peluquería diaria después del Spa y masaje…

Allí no había colocado nada al azar….los nenúfares amplios y tranquilos flotando con pereza infinita como si el tiempo no fuera con ellos. Sus flores amarillas elevándose algunas con su único tallo intentando destacar su color para competir con los lirios violeta masculinos que un poco mas atrás les miraban el trasero descaradamente…El agua cristalina sin la menor ondulación en la hora en que las carpas doradas estaban aun bostezando calentitas en sus secretas oquedades…

Un paraíso en fin para una rana de pantano como yo verde y común tirando a paleta y poco o nada viajada. Pero… !!Eso si!!…!En celo!…y no un celo cualquiera…la luna llena me había traído un celo salvaje y calentón con el primer cgroog que llegó hasta mis oidos proferido por aquél "Rano" macho con voz de barítono al que me imaginé grande y guapo, estirado y vanidoso, con su precioso color verde, unos enormes ojos saltones dorados y unas elegantes rayas del mismo color cayendo por su espalda y marcando su silueta, croando desesperadamente mientras con las patitas delanteras colocadas como un bulldog..mostraba su fuerza y arrojo…

La verdad....¿No sé de donde saque fuerza para saltar toda la noche en la dirección de aquella música celestial mientras la humedad de la noche, benévola conmigo, disimulaba lo mojado de mi sexo ?
Pero….! Amigos!...! Las ranas copulamos por la noche! …y mi charca estaba algo alejada… y la cuestión es que poco antes de llegar donde mi macho croaba... con el alba ya, cesó el divino canto…y cuando vi a aquel edén….! Estaba vacío! ! No había nadie ya!…

El "Rano" se debía haber ido ya a descansar después de una noche de intenso trajín…y mis sueños de llenar mi charca de renacuajos se disiparon como la neblina con la brisa..

Yo inquieta pero más caliente que una fuente termal, aun salté como una posesa de nenúfar en nenúfar, me sumergí varas veces hasta el fondo…salté aplastando los juncos…! Nada! ..no había nadie…¿Nadie?...bueno solo aquel enorme sapo verrugoso y marrón de piel viscosa que, semiescondido entre la yerba, con los ojos a medio cerrar y el gesto abúlico y pasota, parecía estar haciendo la digestión de un saltamontes..

Lo vi de refilón, pero casi no reparé mucho en él…al fin y al cabo aunque batracio también, era otra especie…yo no soy racista pero, con los sapos, mi madre me dijo cuando yo aun era renacuaja, que el coito con ellos era estéril y que no servían ni para hablar porque croaban en otro idioma mas gangoso y no se les entendía nada….

Fue entonces , sí. En el preciso momento en que estaba pensando en esto, cuando pasó….De pronto sentí que una enorme masa me aplastaba al tiempo que me envolvía y me impedía ver la luz…unas fuertes patas me sujetaron…y note que algo grande y áspero como el tronco de una encina penetraba mi sexo con dolor mientras mis ojos saltones de por sí se abrían como platos…..

Pero la verdad amigos….es que aquello solo fue fruto de la sorpresa… Casi a continuación sentí que un enorme placer estallaba en mi vientre, la boca se me abrió babeando por las comisuras…y mi larga lengua se me desmadejó hasta el suelo como la de un camaleón borracho, mientras jadeaba como un cochino….! Joder!! Joder!….!! Como follan los sapos…!! ! Eso si que no me lo había dicho mi madre…!

Agotada y satisfecha me quedé en aquella charca tumbada en un nenúfar al Sol panza arriba con una enorme sonrisa en mi bocaza... Cuando recuperara fuerzas volvería a mi charca….y ! No amigos!…! No esperé que mi "Rano" despertara!…! Mi sexo maltrecho no había quedado para fiestas!…La reproducción tendría que esperar… Otro celo…Quizá en otra Luna llena… Sí…Tal vez vuelva a éste estanque maravilloso en otra ocasión cuando la llamada de la naturaleza se vuelva a producir…… 

Eso si,… !! Si no me vuelvo a encontrar otro sapo por el camino!!  jajajajaja…..