viernes, 30 de septiembre de 2016

TRANSPARENTE

!Trece !, !Ese numero maldito !Si !. Hasta que a los trece le llegó casi sin avisar la visita de su feminidad, Marta…, Martita para sus papas, era una niña regordeta , alegre y feliz. Pero las puñeteras hormonas que robándole su infancia forjaron en ella un cuerpo bello y delicado…, unos cabellos negros elegantemente ondulados…. y una inteligencia aguda y penetrante, también la castigaron  como compensación por lo mucho recibido y resultó que con su belleza le llegó también una condena.... !! Marta era transparente !!




¿Su piel …? ! No! ! No me ha entendido Vd. caballero .....! Su piel era blanca, blanca como la nieve de una blancura inmaculada que resaltaba aún más con el oscuro de su pelo.

!! Ella era transparente a los demás!!, si.... era transparente porque manifestaba sus sentimientos en su rostro y en sus gestos sin poder disimularlos. ! Si ! , no podía evitar que los demás captaran sin esfuerzo su estado de ánimo. Sus reacciones, su mirada , sus momentos alegres, sombríos , enfadados o indiferentes y que los gestos y reacciones de su cara y de su cuerpo, se manifestaran autónomamente sin poderlos controlar con una claridad tal, que se hacía transparente a los ojos ajenos que podían leer  sin dificultad alguna su alma como quien lee una revista.

Aun hoy, Marta siente vergüenza al recordar cómo sus amigas, contemplaban divertidas como afloraba en ella el amor por aquel muchacho moreno y tímido de ojos soñadores, y la tristeza que le producía ser ignorada por el chico que secretamente amaba a otra, o cómo se reían crueles a ver en su rosto el odio y la inquina que generaba en ella aquella compañera de curso con quien competía en literatura, o incluso cómo se burlaban cuando notaban por su nerviosismo que estaba con la regla.

!Que martirio!, ser transparente en un mundo adolescente en el que jugar a adultos con los sentimientos y sensaciones con las cartas tapadas para mostrarlas cuando conviene, es algo fundamental. Nadie sabe el suplicio que supone para una mujer vivir sin la menor intimidad y Marta, se sentía como un modelo de escaparate o mejor … como si la pared de su baño que da a la calle fuera de cristal…

! Que tortura era no poder mentir en un mundo que miente, sin que un rubor intenso convirtiese su cara en una granada partida!

¿ Sabe Vd.….?, no hizo falta mucho tiempo para que su buena cabeza la llevara a enclaustrarse en casa. Si…., era comprensible, Marta era muy sensible y el placer del contacto con los demás no lograba compensar el sufrimiento que le producía. Si, resignación…, no gozar para no sufrir..

Se construyó un pequeño mundo donde no era feliz, pero tampoco desagraciada, y así como un buen vino en la bodega, fue madurando silenciosamente hasta la mayoría de edad alejada de las miradas ajenas, pero sin dejar de ser transparente. Libros , labores, paseos…y el maravilloso mundo anónimo que le abrió internet, constituían su vida.

Pero aquello….! Aquello no era bastante para el alma apasionada que delataban sus profundos ojos !, ! Marta anhelaba el contacto…!, !El tacto…!, aquella caricia que acabara de incendiar su sexo ya encendido por secretos anhelos y suaves caricias y que parecía destinada a no conocer…

¿Y.. la conoció..?

! Vaya hombre!, veo que vd. es un Calentón y no ha abierto la boca para preguntar nada hasta que hemos llegado a lo escabroso…, pero por favor no me sea Vd. impaciente que me jode la historia…

Si, ! La conoció !.. Marta rondaría ya los veintidós… Lo encontró en un banco sentado tranquilo bajo un sauce junto a la fuente camino de la ermita. Paseaba sigilosa al atardecer… casi de noche como era su costumbre por aquella vereda tranquila y arbolada por la que 
a aquellas horas no pasaba ni Dios . 

! Buenas tardes señor!....Ella lo saludó educadamente, pero él ni se inmutó y sin ni siquiera mirarla se limitó a contestar con un cortés gruñido. Era guapo, un fino rostro , labios carnosos patillas rizadas y unos ojos verdes y limpios con pestañas largas y casi femeninas cuya mirada tardía sintió que no la incomodaba por primera vez en su vida.. esa mirada no la leía por dentro..., no la traspasaba como la luz al papel, ni violaba su trasparente piel como la mirada de los otros… y además…estaba su voz..., !Su voz…!, ! Ay su voz…! era dulce y suave pero a su vez, profunda y masculina .

Por primera vez en años, Marta no sintió la necesidad de huir….¿Sabes? …. Aún no sabe por qué lo hizo, 
luego recordaba aquella tarde con incredulidad como si unos hilos de marioneta le hubieran guiado sin pedirle opinión. No se reconocía a ella misma actuando así, fue como si lo hubiera hecho otra mujer, una desconocida , alguien ajeno e irreal. 

Pero fuese como fuese…, Marta cedió atrevidamente a su impulso, se sentó junto a él y en aquel paramo solitario, le tomó la mano para percibir la suavidad de su tacto y a continuación sin saber como ni porqué, se encontró besándole en la boca con una pasión a la que él, tras su sorpresa inicial el hombre  correspondió. ! No hubo palabras…!, solo besos y tactos, tactos y besos..La verdad, es que hasta que jadeante aun se separó un poco de su boca para mirarle a los ojos, Marta no fue consciente de que aquel hombre era ciego y que aquellos hermosos ojos verdes solo decoraban su  rostro….

!!Joder!!…!Que chafón…!, !Pobre chica…! ! Que mala suerte....! ! Para uno al que se acerca……! ! me la imagino a la muchacha corriendo a su casa con el susto en el cuerpo y el corazón a mil…? ¿No?

¿Corriendo…. ? ! JaJaJa! ¿ Que dices…? !! Marta había encontrado el amor que justo necesitaba !! ¿Sabes…? …Si, él para ella era hermosamente ciego… no podía ver su impúdica transparencia… y ella podía ser ella misma a su lado.. !! Como dos difíciles piezas del puzzle del la vida, encajaban a la perfección…!! !! Que maravillosa es la naturaleza que siempre tiene un roto para un descosido !!

jueves, 22 de septiembre de 2016

LOS FASCINANTES PAPELES DEL CLUB DE LA CAZALLA

La Cazalla, ese aguardiente ancestral, esa especie de anisado seco y potente que se bebe con agua, esa bebida pasada de moda que con un nombre u otro se ha bebido desde el tiempo de griegos y romanos por toda la ribera del mar mediterráneo, fue y sigue siendo el motivo o la excusa por el que se vertebraba esta extraña y secreta sociedad. 

Nadie queda ya para contar como se creó el club de la Cazalla y su extravagante funcionamiento mediante compromiso oral entre caballeros, hace imposible de todo punto fijar su origen mas allá de la memoria de sus actuales miembros, pero este club..existe!.  !existe si!, y aún lo hace con la discreción y confidencialidad de una logia masónica,  

¿Archivos…. ? !No!... No Amigos, ! Allí no existen papeles como tal !, incluso estaban  prohibidos tácitamente porque lo que allí se habla, debe quedar allí.



Los Papeles de la Cazalla, son fascinantes pero en realidad , no son más que un par de cientos de servilletas de papel casi ininteligibles, escritas por mí a vuelapluma cuando en los años cuarenta trabajé de camarero un par de años en aquel antro y junto a ellos,  guarde también una fotografía antigua y descolorida que debí rescatar de algún cajón polvoriento y cuyos protagonistas anónimos por aquel entonces ya nadie recordaba

!Si amigos...! En aquel local situado de los bajos de un antiguo y desconchado edificio siempre pintado de azul, se reunía el Club de la Cazalla que bajo ese ordinario nombre, atesoraba la mayor cantidad imaginable de talento y sabiduría por metro cuadrado del país, porque la única y básica condición para pertenecer al club de la cazalla, era haber sido un brillante intelectual, retirado, jubilado o inactivo y apartado ya de la fama y el prestigio tragado por el injusto olvido social y venir avalado por tres de sus miembros activos.

 A veces, la espera para ingresar en el ese contubernio se hacía larga, ya que al igual que en la academia de la Lengua Española, únicamente se podía acceder al club cuando el fallecimiento de uno de su veintena de miembros dejaba alguna vacante.

 Cuando yo trabajaba allí 
en aquel tiempo, entre aquellas cuatro paredes, salvo la mía, no había cabeza alguna sin calvas o sin canas ni ningún rostro que no estuviera arrugado como una pasa. Pero....no era un club de jubilados al uso…!No!. allí sus miembros no se reunían  para jugar al dominó o a las cartas o a tomar café y hablar de deportes o mujeres…! No!, aquellos viejos cabroncetes se reunían para sentir la libertad de hacer lo que les salía de los cojones (con perdón), cosa que en sus encorsetadas y vidas activas no habían podido hacer nunca, presos por la consecuencia de su personaje o el rol que habían tenido que representar.

El único y fundamental estatuto aparte de mantener en secreto la naturaleza del club, era que uno podía hacer lo que le viniera en gana siempre que no se jodiera a nadie, lo que no resultaba difícil dada la enorme tolerancia que mostraban unos con otros porque...., !Amigos...! ,allí me di cuenta de que las personas verdaderamente grandes e inteligentes, eran increíblemente tolerantes y respetuosas con las ideas de los demás por descabelladas que pudieran parecer y más si esas ideas eran originales e ingeniosas. 


Si, alrededor de la Cazalla, el tabaco, las mesas llenas de ceniceros desbordados y vasos a medio llenar, aquellos hombres de vuelta del éxito o la fortuna, se reían sin empacho de lo nimio y lo falaz que había sido todo aquello a lo que habían dedicado sus esfuerzos, lo poco felices que se les había permitido ser en realidad y la cantidad de cosas básicas y realmente importantes que habían dejado de hacer cuando aún podían. 


En el club de la Cazalla, estaban inecesariamente prohibidas las discusiones, los acaloramientos y cualquier tipo de actitud agresiva o violenta y todo debía solucionarse con el sentido del humor, porque el sentido del humor…. fuera borde, socarrón, irónico o inteligente y fino, era junto a la cazalla, otro gran pilar del club y allí no se permitía la presencia de alguien que careciera de él.

Aquellos hombres como uno solo, habían decidido afrontar su declive sin privarse de nada lo que les pudiera apetecer o hacer y así, se les permitía ir desaliñados, sin afeitar, con manchas en la camisa, rascarse los cojones sin disimulo alguno e incluso eructar sonoramente, cosa que no habrían podido permitir jamás en publico.

Yo que siempre he sido avispado observé que, con los primeros vapores del alcohol, del que 
para no salir del club haciendo eses, podían beber todo el que pudieran soportar sin dar signos evidentes de ebriedad, surgían en las tertulias increíbles pensamientos, teorías, enfoques y creencias verdaderamente brillantes y exclusivos que habían sido cocinados a lo largo de la vida por las experiencias de sus excéntricos miembros.

Fingiendo fregar los vasos sucios, 
era entonces cuando aprovechando la desinhibición de aquellas mentes fascinantes yo, como un ratón oportunista, garrapateaba con disimulo pequeñas notas en las servilletas, captando ideas y pensamientos geniales sobre todos los ámbitos de la vida y de la muerte y ahora confieso con descaro, que esos humildes papelillos, además de hacerme un hombre sabio, fueron siempre la inspiración para toda mi obra literaria. Y es que… ! he sido un autentico ladrón! . Un ladrón que se apropió de las ideas, opiniones y filosofías que allí escuchaba.

Es verdad que tengo talento... !si!, pero entonces aun me faltaba el bagaje de la experiencia, de los años, de la cultura y del sentido del humor, desperdiciados en aquel lugar por una sociedad que confunde lo viejo con lo superado.

Así pues, cuando lo dejé, me dediqué a robar descaradamente a las ideas y pensamientos 
que allí fluían de las brillantes mentes del Club de la Cazalla  y que luego la sociedad sabía escuchar de mi pluma por que aparentemente parecían proceder de la cosecha de una persona joven y progresista.

En mi descarga tengo, que de no haberlas puesto yo en blanco y negro, se hubieran perdido como se pierden las hojas secas que se lleva el viento porque…! Amigos !...Si cualquiera se hace sabio con los años, imaginaos que sabio se hace el que como aquellos hombres ya había nacido sabio...

Cuando al final de la tarde  los vapores etílicos iban alcanzando mas consistenciacomenzaba a veces una divertida terapia y como liberación de ataduras de su espíritu, como yo lo estoy haciendo con esta memoria, aquellos hombres manifestaban verdaderos reconocimientos de culpas, que guardaban en los rincones secretos sus almas. Secretos íntimos que como confesiones catárquicas se exponían en voz alta y gesto digno entre guasas y paradojas, con la seguridad de que nada saldría de allí. 

Así...., el catedrático de Filosofía manifestaba lo inútil y falso de la metafísica que llevaba toda la vida enseñando. El gran pintor abstracto reconocía que no sabía aun porqué se habían vendido a precios astronómicos las patrañas que pintaba casi al azar. El profesor de Psicología admitía sin empacho que solo le había gustado enseñar dicha disciplina por lo mucho que le había permitido  follar con las alumnas una vez que lograba liberar sus mentes de prejuicios.. y el matemático, tocándose la pajarita a lo anglosajón y sin perder la compostura ,contaba flemáticamente y sin reparo alguno, que el único teorema que había inventado y que llevaba su nombre, se lo había plagiado a un aventajado alumno alemán cuando su país perdió la guerra.

Otro de los pilares básicos del club, 
era la rebeldía, Si.., aquellos inteligentes abueletes ,con la impostura que les daba su edadse rebelaban como adolescentes ante todo aquello que les jodía en la vida cotidiana  y  era esa rebeldía, lo lograba cohesionar al grupo frente a los ataques del exterior. De hecho, entre los miembros, había un pacto tácito de no hablar de achaques y dolores, de no profundizar en problemas familiares prolijos, de no hacer caso alguno de las recomendaciones de los médicos ni de las medicaciones que les prescribían, ni de las agobiantes presiones a las que parientes y allegados les sometían por su propio bien. 

La administración de aquel antro de divinos pirados, siempre recaía en el miembro de mas edad que mantuviera la mente clara. Del Club de la Cazalla se salía solo con la muerte,con los pies por delante como decía algún socarrón. Pero con todo, el respeto por los miembros muertos era tal, que todos los dos de noviembre, el día después de todos los santos, los cofrades se repartían por todos los cementerios de la localidad para honrar a los miembros difuntos rociando sus tumbas y lápidas con una botella de cazalla a la que se le acoplaba un mecanismo difusor  como si de un insecticida se tratara, mientras musitaban sin parar palabras incoherentes a modo de oración, porque en realidad casi todos eran ateos y apenas se acordaban de rezar.

Ahora... Soy mayor, bueno.... si no fuera políticamente incorrecto en esta hipócrita sociedad actual que cuida tanto el lenguaje para no herir la sensibilidad de los desgraciados como descuida su socorro, diría que soy viejo…un viejo de cojones vamos…

Y…!Sí! , se podría decir que he triunfado en lo mío; desde aquellos reportajes de periodista novel, poco mas que el chico de los cafés en el periodiquillo vespertino , hasta mi última obra ganadora del premio Príncipe, una larga lista de libros de ensayo y novelas de éxito y premios literarios me encumbró a la fama y al sillón de la academia de las lengua.


Y… !Si también!...., ! Lo habéis adivinado...!, ahora en mi declive soy el administrador de este extravagante lugar, es decir, el más anciano, y os tengo que decir, que ya me puedo morir tranquilo porque para mí, mi verdadero éxito en la vida no ha sido mi obra, ha sido poder ser miembro de este club al que siempre deseé pertenecer y del que de bien joven conocí y me aproveché sus secretos .

Como todos hacemos aquí ya he confesado mi culpa y ya he sido absuelto por los demás,  cuando me toque…, subiré limpio a hasta ese cielo en el que no creo y estoy seguro que allí me encontraré a mis compañeros tan libres de sus culpas como yo recostados mullidamente en unas hermosas nubes como las que  nuestra Cazalla hace cuando se diluye en el agua helada.





jueves, 15 de septiembre de 2016

LA MEDALLA DE ORO

! La dejé ganar!....! Si, !! Lo hice !!..., aflojé lo justo para que me sobrepasara en la última brazada, aunque yo hacía ya rato que, para no dejarla atrás, había aminorado mi ritmo. Al doblar la última boya habíamos dejado lejos al resto del grupo de participantes y nadábamos ferozmente haciendo estallar el agua en mil pedazos de espuma en cada una de nuestras brazadas.


Nadábamos tan juntas que casi podíamos oírnos la una a la otra cómo nuestros  corazones  bombeaban al máximo. En el azul de las aguas abiertas, las blancas embarcaciones  nos rodeaban llenas de publico multicolor que aplaudía . Desde los muelles, debíamos parecer un extraño animal luchando con la fatiga y el oleaje. Si…,una especie de pulpo raro y enloquecido  que braceaba con sus tentáculos dorados batiendo las olas con desespero y cuyos ojos bicolores formados por nuestros brillantes gorritos permanecían muy juntos en su centro destellando alternativamente y con rápida cadencia los reflejos de la luz de la tarde.

!!Si, las teníamos!!, ! Casi eran nuestras ya !,  Las medallas del Maratón olímpico de aguas abiertas y dejarlas escapar solo dependía de nosotras.!! Oro y plata…!!, o !!Plata y oro…!!, solo estaban  ya en manos de nuestro titánico esfuerzo final y nadábamos juntas con una decisión infinita,  como una maquina imparable hacia la meta, conscientes que la gloria sería la recompensa a nuestro duro esfuerzo y dedicación durante los cuatro años dedicados a preparar éste momento.  

Nosotras, Irina y yo, lo habíamos hablado : ayudarse la dos y al final, !!Que ganara la mejor!!.

El murmullo de las ovaciones iba creciendo al acercarse al final hasta apagar el sonido del chapoteo en nuestros oídos. Sentíamos en nuestras espaldas las miradas de los espectadores y jueces, las cámaras de televisión de todo el mundo y la emoción de nuestros compatriotas puestos en pié en frente a las pantallas animándonos  y aplaudiendo llenos de orgullo patrio.

! Aguas abiertas! …Olas, sal, algas, …vida…! Libertad!. Si... desde muy pequeña amaba aquello... Nadar en el mar…., errar por  playas y bahías como un delfín solitario aprovechando la inmensa fuerza telúrica de las olas y corrientes dejándose deslumbrar con los destellos de sol, los reflejos de la luna y los azules caprichosamente cambiantes con la rosa de los vientos o los verdes minerales de las calas pedregosas y las negruras misteriosas que viven bajo los acantilados.

!Si! , Carmen ya de muy pequeña  encontró durante las vacaciones un refugio en el mar,! Su  Mediterráneo !. Un lugar donde el cabroncete de su hermano no se metía con ella, donde sus amigas no se burlaban de su cuerpo obeso, y donde su flotabilidad la hacía sentir ligera y grácil al revés que la desagradecida y pesada arena de la playa.

Más adelante, cuando el reino de Neptuno la premió con un cuerpo perfecto modelando la fuerza de sus hormonas, las aguas le permitían esconderse de las miradas babosas de los chicos que,  al contrario que a las otras jóvenes,  a Carmen la incomodaban .

¿Sabéis… ? Fue por esa época cuando sus padres asustados por los peligros del mar durante sus largas travesías, intentaron que nadara y compitiera en las piscinas y la inscribieron contra su voluntad  en el club de natación de la escuela. Carmen no lo resistió, incluso se negó a comer y a estudiar…para ella, las negras líneas que definían  las calles de la piscina, eran como los barrotes de la prisión, el agua dulce se le antojaba meado en la boca  y se aburría de ganar sin esfuerzo  a sus compañeras. ! Ellos no lo entendían ! No se trataba de natación!. !Se trataba de libertad!. Por fin, la dejaron volver a su mar antes de que la depresión se la llevara de éste mundo.

Cuando conoció a Irina, Carmen rondaba la treintena y ya era una celebridad, hacía años que había abandonado su carrera profesional  de enfermería  con la que compaginaba su vida de sirena  para vivir del  y para el deporte. Sus  trofeos ya no permitían ver el color azulado de las paredes de su pequeña casa con terraza sobre la bahía y  sus medallas de oro olímpicas le habían abierto las claves del mundo mediático y publicitario. Carmen  era ya  una heroína nacional conocida y respetada en todo el ámbito de la natación internacional.

La federación de su país había becado a Irina  para entrenar junto a Carmen. La preparación de las olimpiadas  en un lugar como la costa mediterránea española cuya climatología permitía entrenar todo el año era fundamental en ésta especialidad de natación.

Irina era entonces  una muchachita joven muy tímida , alta y rubia casi albina, con una cara de niña que incrementaba su maravillosa trenza hasta la cintura y unos ojos verde azulados algo rasgados por sus pómulos altos y eslavos. Su cuerpo era a su vez atlético y flexible. La verdad es que Carmen acostumbrada a estas bellezas, apenas reparó en el físico de Irina además, ella se consideraba asexual, jamás le habían llamado la atención hombres ni mujeres e ignoraba lo que era la necesidad emocional.

Así,  el primer año de los dos de la programación lo pasaron nadando juntas horas y horas, cualquiera que fuera el tiempo que hiciera o el estado de la mar solo atentas al cronómetro sin apenas intentar hacer amistad, mientras Irina aprendía español con la asombrosa rapidez propia de las personas del este de Europa

Fue entonces, cuando sucedió. Era un día helado y negro de Enero al comienzo del segundo año. Habían luchado dos horas con el oleaje que provocaba el viento de levante en la navidad mediterránea y cuando llegaron a los desiertos vestuarios y  se desprendieron de los neoprenos ya comenzaban a dar signos de agotamiento e hipotermia.

Permanecieron en  las duchas comunitarias del gimnasio más de media hora envueltas en el vapor  con el agua casi hirviendo y como en otras ocasiones comenzaron a frotarse la una a la otra con los ásperos  guantes de cuerda de esparto para activar la circulación. 

!S!, !Fue entonces…! , cuando Carmen noto la mano desnuda y suave de Irina que desprendiéndose del guante le acariciaba sus exiguos pechos. Carmen se quedo quieta, como paralizada, lo último que podía esperar no era que Irina la tocara de ése modo, lo habían intentado antes otras y otros, lo que le sorprendió, era la reacción de placer de su propio cuerpo con aquella leve caricia. Carmen  miró entonces a Irina a los ojos y sintió el amor en su oscura profundidad  y como si alguna parte de su cerebro  hubiera estallado como una presa  derramando  por todo su ser, percibió aquella inmensa belleza de Irina y una pasión desconocida  que desatándose involuntariamente dentro de su pecho  le impulsó a besarla , abrazarla y a acariciar fogosamente su cuerpo entero sin que sus bocas se separaran un segundo ni para respirar mientras el agua mansa y cálida le parecía a Carmen una lluvia de Dios.

Lo que Carmen sintió por Irina fue un amor profundo y apasionado que ignoraba que pudiera estar dentro de ella. !Jamás había sido tan feliz!, !Ni el mar le había hecho sentir así!.

Irina ,comiendo sobre la cama, decía con su raro humor que entre el natación y el sexo, se habían pasado todo el año en posición horizontal.

Ahora , Carmen se había dejado ganar. No podía privar a lo que ella amaba mas en el mundo de la alegría más grande para una atleta. Eso solo lo podría entender una madre. Buscar la felicidad de uno dando la felicidad a otro con el mayor sacrificio. Ahora Irina también tendría su medalla de oro y su futuro juntas sería perfecto.

Con los himnos y  toda la pompa de la ceremonia de entrega de medallas, Carmen recibió su medalla de plata con inmensa alegría y lágrimas en los ojos…. Pero cuando miró hacia arriba del pódium,  no encontró la mirada cómplice de Irina, ni siquiera una sonrisa o un abrazo, solo vio el perfil de Irina que tras recibir la medalla de Oro, permanecía sujetándola contra su corazón , hierática y seria , con la barbilla alzada en posición de firmes mirando concentrada al horizonte como mirando al futuro…. Frente a ella, la delegación de su país, le rendía honores militares a su heroína….a la heroína de toda una  la nación. !! La Medalla de oro !!. !! Objetivo alcanzado !!. !!! Misión cumplida !!!.

Cuando Carmen al fin lo entendió…, supo que en los juegos olímpicos además de Oro y Plata también había medallas de hiel…


fin.

jueves, 8 de septiembre de 2016

BARTOLO

! Me parto…! ! Me parto de risa…!, En realidad si no estuviera muerto dentro de este ataúd brillante y lacado en negro, me saltarían las lagrimas y mis risotadas atenuadas por el acolchado del forro interior de raso granate con los que la funeraria ha decorado mi último vehículo y acojonarían a los familiares y amigos del  finado ( es decir .. yo mismo), cuando he escuchado que el gilipollas del párroco ha dicho: !!!Descanse en paz!!!.

¿¿Descanse en paz??, ¿¿ Que yo descanse en paz…..???. !!! Vamos a ver…!!! Si yo no he hecho otra cosa desde que nací!!!. ! Si, la pereza es mi religión !, ! Si, la flojera ha sido lo único constante en mi vida y la vagancia era mi motivo para vivir!



Mi holgazanería debe ser tan congénita que creo firmemente que ya era así, ya de feto, en el vientre materno (donde por cierto se estaba de puta madre flotando calentito en un globo color rosa y alimentado por un tubo sin tener siquiera que hacer el esfuerzo de succionar de la teta, ni abrir la boca para que entrara la cucharada de papilla). 

Y digo que debía ser así de congénito, porque no me salió de las pelotas entrar en el mundo por mí mismo y además de prolongar mi llegada hasta los trescientos días de embarazo, decidí no salir por mis medios y no ver la cara fea de aquella partera que, gorda y con bigote como una foca del pacífico, amenazaba con tratarme mal como un rencoroso castigo a mi remolonería para sacar la cabeza.

Por eso, opté por tumbarme con toda mi pachorra a lo ancho del útero de mamá a verlas venir, hasta que el doctor harto del tema, me sacó por las malas mediante una cesárea sin contemplaciones y sin la menor ayuda por mi parte.

La educación ya de niño en un colegio católico, 
no contribuyó a mejorar mi indolente actitud. Tal vez por un gran malentendido.

Por aquella época estaban de moda las películas del oeste para niños y cuando el cura nos decía que contra el vicio de la pereza estaba la virtud de la diligencia, yo siempre me imaginaba un carruaje del oeste tirado por seis caballos casi desbocados, huyendo a todo galope perseguido por media docena de jinetes indios pintarrajeados y aullantes mientras un par de vaqueros parapetados en los fardos del techo disparaban con sus rifles intentado derribarlos.

¿Inteligente ..? ¿Avispado…? ¿Oportunista…? !!Claro que lo soy !!. !!Lo he demostrado!!.  No se llega a los setenta años sin pegar un palo al agua y sin manejar sabiamente las energías y afectos de los demás mientras uno da rienda suelta a su flojera, porque... 
porque mi cabeza siempre me ha salvado como demuestra hoy mi capilla llena a rebosar, esas gentes me han querido y siempre han encontrado beneficio en mi trato 

¿Que por qué?....:  !! Mente activa y cuerpo flojo….! La combinación perfecta para los que nacimos holgazanes !!. Mi privilegiado cerebro, estimulado por el ejercicio constante de sobrevivir sin dar golpe, aprendió a manipular, inducir y usar al prójimo, bueno, al prójimo mas próximo ya que no era cuestión de andar mucho, lo cual he hecho aplicadamente y sin el menor remordimiento ya que en el fondo consideraba injusto que Dios me hubiera dotado con un sistema neuromuscular con tendencia al cansancio y la molicie y una adicción patológica por los lugares blandos y horizontales.

Yo en realidad, siempre he trabajado un solo día a la semana….!!Mañana!!  Ja Ja Ja . 

Si algún mantra  recibí siempre desde pequeño de todo el mundo, era el famoso: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, pero….!! Lo siento !!. He sido un procrastinador compulsivo. !No!, !No abuso de los niños ni me masturbo con vidrios hasta hacerme sangre!... !No es eso!. ! Os he jodido con la puta palabra…¿ Que....?,¿Ni idea...? ¿No...?. Creo que los Psicólogos lo han hecho adrede para fastidiar, porque ninguna palabra requiere tanto esfuerzo ni trabalenguas para definir la vagancia…De hecho, a mí me ha costado "un huevo" decirla….y no la pienso repetir…así que os dejaré escrita la definición de la RAE y si eso…ya os apañáis vosotros mismos : ” Procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición. la procrastinación es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.”

La verdad amigos, es que mi juventud estuvo llena de carencias, mis padres de clase media podían mantenerme con lo justo y la procras..eso, no me permitía ser plenamente felíz. Incluso bebía poco y mantenía cierto hábito estreñido para no tener que levantarme tanto del sofá para ir al baño. Incluso dejé de fumar en cuanto razoné que la adicción a la nicotina no era motivo suficiente para hacerme bajar al estanco a comprar tabaco. Si, nunca me he casado…a pesar de lo mucho que le gustaba a aquella muchacha, la verdad, no me casé con ella por no ir al sastre a que me tomara medida y me tuviera de pié mas de media hora para hacerme el traje de la boda…

Pero… ya de adolescente cuando me salió barba, que por cierto no me he afeitado nunca yo por que siempre encuentro un primo al que le doy pena, y salieron al mercado los desodorantes en spray que suplen con suficiente decoro la falta de la agotadora ducha, descubrí los dos pilares fundamentales que en mi vida  me han permitido sobrellevar dignamente mi existencia en este planeta: 

El Primero, fue hacerme escritor. Por que se me hizo consciente, casi por azar, que uno puede escribir tumbado. 

El Segundo pilar y para mí más importante ! mi habilidad !. Y es, que la mayor parte de las personas, a diferencia de mi, piensa poco y actúa con una energía y eficiencia envidiables, pero disfrutan y retribuyen con aplauso y gusto las ideas, directrices, opiniones e iniciativas de cualquiera que piense un poco más que ellas…y así pues, he desarrollado mi habilidad, es decir un fino talento para detectar las mejores de ese tipo de personas y rodearme de ellas…

¿Parasitismo? ¿Habéis dicho parasitismo ? !Joder…. ! que injustos sois los lectores..!. !! No !! , !! Nada de eso…!!... .!!! Simbiosis!!! eso es lo que he hecho !! Desde entonces, consigo que se haga hoy lo que es conveniente para todos hacer hoy (eso sí, desde el sofá) y así todos salimos ganando…yo me siento bien, y soy bueno.

Porque… !Amigos!. Si alguna obsesión tengo…es ser bueno y no aprovecharme ni hacer mal a nadie, !Esto para mi es vital ! es más, !Lo mas importante en la última etapa de mi vida!…¿Santo? !Nada de Santo…! hacer milagros resulta trabajoso t muy cansado y a veces incluso te martiriza algún cabrón . Simplemente y llanamente, es que necesito ir al cielo, al paraíso, o como quiera que se llame eso de ahí arriba….Porque me han dicho que abajo en el infierno, además de la pena y tormento eternos, Lucifer te hace currar de lo lindo….!Y eso, nooo!.. !!Jamás!! !Toda la eternidad currando!!. !! ! A mí  no me llevan al Averno ni "arrastrao"!!!



fin