jueves, 28 de enero de 2016

NARANJAS SANGUINAS

Marcela no siempre había sido introvertida… ! Si !... ella como su madre hablaban poco. Se entendían normalmente mediante pequeños gruñidos, gestos , rebufos y algún monosílabo desabrido. A lo mejor, en toda una tarde solo cruzaban un par de frases mientras cosían y remendaban sentadas el banco de madera de la vieja cocina junto al fuego. No tenían lenguaje para trasmitirse alegría, no sabían ya... tanto es así que cuando debían manifestarla, como aquella vez que les salió la rifa en las fiestas patronales, se encontraron tan desorientadas y confusas que no sabiendo que decir ni qué hacer se contuvieron ante la tómbola y cuando llegaron con el jamón a casa, se pusieron a dar unos saltitos ridículos cogidas de las manos, poniendo cara de locas….
Vivían allí, en una despintada casa de dos plantas en el fondo de aquel callejón estrecho a la salida del pueblo, cuya curva pronunciada la escondía de las miradas curiosas y que los repartidores de leña novatos sabían encontrar porque era la única casa de la calle que no tenía macetas en la puerta ni geranios rojos en los balcones.

Pero no había sido siempre así...

De niña no eran las cosas así...
Aun recuerdo que cuando era pequeña…Marcelita era una preciosidad de cabellos rubios y rizados ojos violetas y la sonrisa siempre en el rostro. A mí, que entonces era un vecino cercano y retraído en mis cosas, me tenía molesto cuando a la hora de la siesta no me dejaba dormir riendo, jugando y gritando con aquél perrito callejero que era un cabrón con todo el mundo menos con ella. Todavía puedo ver cuando un poco airado salía al balcón para reprenderla y pedirle silencio y tras mirarme con aquella cara angelical, me desarmaba y yo volvía adentro sonriendo y sin reñirla y perdido el sueño ya, me ponía a escribir con buen ánimo.

! Que sorpresas tiene la vida!. Para ellas…. madre e hija, todo se vino abajo cuando su padre, un agricultor de comportamiento anodino, fue encarcelado con gran escándalo y condenado a muerte después de descubrirse que era secretamente el violador solitario de mas de once muchachas que llevaba años persiguiendo la guardia civil, dejándolas así solas , llenas de vergüenza y aisladas, debiendo soportar la hostilidad de la gente que las culpaba con él injustamente y sin posibilidad de abandonar el pueblo por falta de recursos.

Desde entonces, siempre estuvo sola…Ningún niño se le acercó más….Las amiguitas se esfumaron... Marcela apenas salía de casa para ir a aquel colegio rural donde se sentaba en el último banco de la clase para intentar pasar desapercibida… ! No tuvo que jugar sola!…Sencillamente nunca jugó más… Nunca tuvo mas ganas de hacerlo. Pero… ! Lo que son las cosas !….Marcela se volcó en los estudios y con una inteligencia brillante y rara estudió mediante becas y subvenciones en la Facultad de Derecho protagonizando uno de los mejores y más lucidos expedientes académicos.

Yo no sé si Marcela ya había desarrollado su idea en la cabeza, o terminó de pensarla el día de su licenciatura…porque cuando volvió a casa con el título bajo el brazo, tuvo que descolgar con gran esfuerzo a su madre de una viga del techo de la cocina.

A aquella buena mujer, desde lo de su marido, solo la había retenido en este mundo la responsabilidad de no dejar a su hija sin recursos para comer y ahora su hija, ya los tenía... Su labor en el mundo de los vivos había acabado y se licenció como suicida el mismo día que Marcela lo había hecho como abogado.

! Sí amigos !….. Marcela hubiera acabado como su padre si la pena de muerte no hubiera sido abolida en éste país cuando se acabaron los truculentos años de la dictadura. Ahora el garrote vil, es solo una pieza del museo de los horrores de la capital donde a pesar de que está expuesto junto a los demás objetos de tortura y genocidio para advertencia de que el hombre lleva una bestia dentro, la gente no lo visita para aprender, sino para colmar sus instintos más sádicos y morbosos…! Si !...! A sí somos!.... ! Qué pena de gente!...

A Marcela, tardaron más de treinta años en cogerla… Tras una brillante tesis Doctoral que justificaba la defensa del criminal en los tribunales como una base fundamental de la democracia y la libertad en una sociedad evolucionada, se dedicó al derecho penal donde su nombre alcanzó fama y relevancia por defender a los criminales más atroces y lograr grandes éxitos y riqueza al lograr las absoluciones mas increíbles y la condenas mas atenuadas no solo de los peores monstruos de la violencia y el asesinato, sino también todo tipo de estafadores económicos y políticos corruptos que habían ido sembrado la pobreza por donde pasaba su rapiña.

Ella sonriente, los devolvía de nuevo ,limpios y crecidos, al seno de la comunidad para que continuaran delinquiendo y haciendo el mal con su naturaleza de escorpión y así, de este modo, veía paliada su eterna sed de venganza para una sociedad que había sido cruel con su madre y con ella cargando en sus inocentes personas el pecado del mal nacido su padre. 


Yo creo que yo cuando me enteraba de sus hazañas a través de los medios de comunicación era el único que entendía a lo que ella había consagrado su existencia.

Pero La Letrada Doña Marcela no lo hacía con todos los degenerados, !No !… Esa parte no la supe hasta el final... Marcela ,que jamás quiso casarse ni se unirse a nadie, se reservaba para sí las mejores piezas… Los violadores, los pederastas y los criminales sexuales…a los que después de algún tiempo haber conseguido su absolución y liberación, 
valiéndose de su relación con ellos los conseguía atraer hasta la villa medieval de su fantástica de su finca  y tras adormecerlos los encerraba encadenados en una vieja mazmorra que había aun en su sótano, donde los sometía a interminables y atroces torturas durante días que incluían especialmente los orificios y zonas sexuales que ellos habían gustado de deshonrar cruelmente.

! Si Amigos! ella…, Marcela…, la letrada Marcela…, !Lo hizo bien!...,Lo hizo tan bien, que nunca se sospecho de ella -su defensora- en la desaparición de aquellas escorias que nadie echaba de menos. !Si, lo hizo bien !…Lo hizo tan bien que la policía no pudo probar nada en treinta años, hasta que cometió un minúsculo error que no viene al caso….!Si, lo hizo bien!......Lo hizo tan bien que aunque fue condenada, nadie pudo descubrir que pasó con los cuerpos de aquellos hijos de puta...


Solo yo sé donde están esos huesos…, me lo ha dicho ella como agradecimiento por ser la única persona que la visita en la prisión, la única persona que le habla, la única que se interesa y le lleva comida… Solo me pidió que no lo contara hasta que ella desapareciera como lo hizo su madre….al fin y al cabo ella- Marcela- también había cumplido su misión…


También me pidió con unos ojos suplicantes a los que no me pude negar, que cuidara con mimo aquel huerto de naranjos sanguinos del patio de su finca, donde cada uno de ellos había sido alimentado por el cuerpo putrefacto de un criminal sobre cuyos atormentados restos fueron plantados uno a uno cada uno de los arbolitos y cuyas naranjas sanguinas y rojas eran para ella, el fruto de la sublimación de la sangre más vil en el mejor y más delicioso zumo.


!Si amigos!…Para Marcela…jamás hubo una fruta mas dulce… y !Si ! ….para mantenerla en este mundo…aun se las tengo que llevar a la prisión y entregarselas a través de los barrotes de hierro…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El relato engancha desde el principio, es muy bueno, hace sentir que es de lo que se trata. Tienes que publicar un libro con tus mejores relatos, no se pueden quedar solo en el blog.
Eres escritor y muy bueno (últimamente he conocido a tamt@s que van de escritores y no tienen ni idea).soy una gran lectora y eso con la edad ha hecho que reconozca a un buen escritor. Enhorabuena Paco!!
La acuarela una pasada!!.
Vir.

Anónimo dijo...

No se si te define más tus ojos o tu pluma. Tu mirada limpia de buena persona que da confianza. Tu pluma en cada relato nos transporta aún mundo desconocido, nos hace ver lo peor y lo mejor del ser humano, tu forma magistral de contarlo.
Si tuviera que definirte con una palabra; sería humildad, la humanidad que solo los GRANDES tienen.

PD : Tenía que decirlo.

Amon-Ra-Net dijo...

Magnífica acuarela, cada vez es más evidente que te estás creando un estilo personalizado muy propio, a este paso, a la vista de una de ellas diremos sin mirar la firma: ¡¡¡este cuadro es un Ballester!!!!
Respecto al relato, como heterodoxo impenitente y mosca cojonera, citaré la Biblia el libro 1 Samuel capítulo 18 "25 .... El rey (Saul) no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del rey. .... 28 Mató a los filisteos doscientos hombres y trajo David sus prepucios que entregó cumplidamente al rey para ser yerno del rey."
Así que ya sabes Paco, aunque "la venganza es un plato que se debe comer frío" los prepucios de estos señores hay que reservarlos para condimentar un "foi" ligero, cremoso, elegante a la par que exótico (nota: hablar con Arguiñano)
Música: Verdi, opera Macbeth "Vieni t'affretta!" donde la Lady incita al asesinato del rey.