martes, 29 de diciembre de 2015

AÑO NUEVO...! VIDA NUEVA ! (ACUATEXTO DE AÑONUEVO)

Ayer fui a la cárcel a visitar a los presos…!Si! ! Me dan pena! … Desde que los encerré hace algunos días , llevan quejándose y maldiciendo. No entienden porqué en navidad, ellos tienen que estar encarcelados. Y… !Si!, ! No les falta razón! …! La prisión preventiva es injusta!. Penar por un delito que aun no se ha cometido es una putada…Todos los elementos ácidos y bordes de mi sentido del humor están en esa celda protestando. Consideran injusto que se les prive de libertad para que no molesten a la sociedad; La ironía dice que se aburre…. El escepticismo juega al mus con el derrotismo…. y la paradoja burlona se dedica a rayar las paredes del calabozo que tengo en mi cerebro.  !Si amigos ! la sociedad exige su prisión en estas fechas para que no se les ocurra recordarle la hipocresía que supone disfrazarse de corderito una vez al año. Y yo.. que en el fondo soy buena gente y respetuoso con los demás, no estoy por privar a nadie de su gusto. No escribo para molestar, sino para complacer… así conque ahí va un acuatexto de año nuevo como tiene que ser…algo lacrimógeno  y lleno de esperanza y fé en el ser humano… que os aproveche….  faltaba mas…


AÑO NUEVO...! VIDA NUEVA !

!No podía hablar....! y eso para una mujer es casi imposible...estaba pálida, y sus lagrimas caían en silencio sin mover un solo musculo de la cara, sabía que cuando ella hablara, se iba a producir un cambio, pero de un modo u había tenido que decírselo.....

Nunca pensó que él fuera a reaccionar así, ella jamás lo había visto de esa manera, tras doce años de convivencia ni remotamente hubiera pensado que su respuesta fuera a ser esta, - ! no se puede conocer a alguien, aunque trascurra una toda la vida a su lado! - pensó fugazmente....Aquél hombrón...., aquel armario...,aquel pedazo de hombre casi dos palmos más alto que ella y el doble de su peso, cuya envergadura temía a veces en el sexo.., estaba allí, arrodillado, frente al diván, con la cabeza metida en su regazo, sollozando con unas tremendas convulsiones y farfullando palabras entrecortadas. !Si! ese ser aparentemente tranquilo y poco efusivo....., ! Si! ese que no se impresionaba de nada....., !Si! ese que se quedaba en el sitio plantando cara al destino, cuando otros corrían ...., allí estaba...como un niño inconsolable moqueando y babeando..., y ella, ella estaba algo asustada de su reacción, como cuando uno va a encender el gas y se produce una gran llamarada. Había sido mucho tiempo luchando, habían sido muchos fracasos, habían sido muchas batallas, y habían quedado muchas cicatrices ,y cuando ya hace cinco años llego la rendición, ambos lo acordaron tranquila y sosegadamente - Como adultos inteligentes, se dijeron- y desde entonces ....rutina, descanso, y algo de aburrimiento.

Hacía poco que habían logrado con esfuerzo, fijar su felicidad en otros objetivos ,!si!, hacía realmente poco que sus añoranzas y deseos iban siendo otros..., !estaban volviendo a salir a flote! -pensaba ella- , las sonrisas entre ellos eran cada vez más frecuentes...y si , la vida continuaba.... Y ahora, ahora todo debería de cambiar..... ¿cómo había podido pasar...? !No lo sabía...!, había tenido tiempo para pensar el ello durante las semanas que dejó pasar hasta estar segura, y ahora, en plenas navidades..., como un regalo de dios.....había llegado..., y había llegado, cuando ya ninguno de los dos lo esperaba......

Si, ella había decidido ser directa e ir al grano..... 

- ¿Cari?....!toma!..- le tendió un pequeño paquete de regalo con un rojo lazo navideño

- ¿Si? ? ¿qué es esto?

- !Ábrelo!

- ¿Esto es tuyo?

- ! No!, es nuestro , y nos lo envía Dios....

- El miró al interior durante unos instantes y luego , despacio....., muy despacio...., con la mano temblorosa...., extrajo foto de una ecografía....! ! Qué pequeño era el embrión!...

Al fondo se oía un villancico en la tele del anuncio de unos grandes almacenes.....


viernes, 25 de diciembre de 2015

LA PALOMA QUE MIRABA AL SUR

Si, era una paloma solitaria. La veía desde mi banco bajo aquel alejado tilo donde tenía su nido. Cualquier paloma hubiera estado satisfecha en aquel lugar paradisíaco y tranquilo. pero ella no, a ella se la veía inquieta, como buscando algo que le faltaba a su vida, algo sin lo cual el resto no acababa de tener sentido. siempre se estaba revolviendo entre las pajas de su refugio. solo se quedaba quieta cuando en los veranos miraba a sur con añoranza…



Me imaginé su vida, sus padres migrando del sur inhóspito dejando atrás mares turquesas, rocas negras , olas guijarreando con música rítmica y laderas rojizas y calurosas atenazadas por los olivos. Y…! Si !..casas blancas y pequeñas… muchas casa blancas y pequeñas…

El sur…No había nacido allí, pero sus genes le gritaban que era su sitio. por lo menos el sitio donde podría encontrar algo de paz en su alma…


Intenté pensar como había de haber sido su vida en la ciudad… Siempre de árbol en árbol…Mimosas….. Magnolias….. Pinos….Acacias….Jacarandas..   Siempre de plaza en plaza y de parque en parque sin arraigo alguno que le hiciera olvidar el sur.

Cuando al crecer dejó su bandada, pichones entraron y salieron de sus amorosos nidos, pero… no duraban mucho en su alma desazonada…alguno , incluso dejo un huevo del que un pollito rojizo había salido proporcionándole algo de paz hasta que pudo volar solo…

Fantasee con sus anhelos al ver como miraba amorosamente a aquel palomo maduro con una vieja herida en un ala que revoloteaba libre de árbol en árbol , de rama en rama y de paloma en paloma sin quedarse quieto en ningún lado y que parecía contento solo por vivir y haber sobrevivido a aquel traidor disparo .

La paloma del sur lo tenía difícil…el que era su anhelo, era un ser cauteloso y desconfiado que prefería rehuir los encuentros con tal de no sentir de nuevo el dolor…renunciaba las batallas sin lucha y rodeaba los obstáculos sin intentar superarlos, no necesitaba ya demostrarse nada.

!Si! , La dulce paloma que miraba al sur lo tenía realmente difícil, para sacar el alma hermosa del palomo herido y que volviera a confiar en los demás. Hacía falta demasiada entrega, un darlo todo sin pedir nada a cambio y una fidelidad y lealtad como ningún ave hubiera visto jamás en aquel parque…! Si !, Un acto de renuncia y fe ciega, sin la seguridad de que el interior de aquel palomo lo mereciera y le correspondiera como un espejo..

Quedé apenado al pensar que sería imposible…., que no habría tanto amor para eso…., que lo mejor para ambos sería que aquel ser herido siguiera su camino contento e ignorante y aquella dulce paloma siguiera mirando al sur con su alma inquieta…

Por fin, me levanté, me puse el sombrero, encendí un cigarrillo y comencé a descender cansadamente por la suave loma. Sonreí con tristeza, La brisa del norte empujaba el humo azul del tabaco hacia el sur …diluyéndolo como el tiempo hace lo hace con las las ilusiones..

sábado, 19 de diciembre de 2015

LA SEÑAL (CUENTO DE NAVIDAD)

Cuando me senté en aquél horrible trineo de cartón y vi que media docena de renos de plástico de tamaño casi natural me enseñaban descaradamente sus culos con sus ridículos rabitos blancos apuntando al techo, fue cuando me hice la pregunta…!No!, No me la hice al levantarme de noche aun de la cama …creo que la resaca no me dejó…Tampoco cuando me vestí con aquellas ropas que me habían proporcionado en el centro comercial que y olían a mil sudores…!No!, Ni siquiera cuando me vi reflejado en la luna de aquel enorme escaparate mientras cruzaba la calle como un enorme tonel rojo andante..


Si, la pregunta me la hice cuando me senté y aun jadeaba por el esfuerzo que había tenido que hacer para entrar en aquella cosa mientras una barba blanca y espesa que apenas me dejaba ver me impedía la respiración. En la megafonía sonaba sin parar el gingle bells . Acababa de subir a la sección de juguetes del tercer piso mientras todas las miradas se centraban en mí…! Un Papa Noel que subía por las escaleras mecánicas como un cliente mas !..

Fue entonces, al sentarme digo…cuando en voz alta pero amortiguada por el barbón me oí decir….¿¿ Como ha permitido Dios..que a mis 65 años yo haya acabado aquí ??....La respuesta llegó a mi cerebro casi a la vez que me hacía la pregunta… Creo que Dios me quiere llevar al límite..creo que aun me ama y solo quiere que toque fondo y dejando el alcohol en el fango oscuro del pozo solo me quede una dirección en la que nadar…! Hacia arriba !…

Soy católico, de navidad recogida…de figuritas de Belén…de villancico… de reyes magos y a pesar de que me ha convertido en un puto borrachín, creo en Dios y por eso llevo peor este horror en que se ha convertido la navidad…Una fiesta pagana de consumo y excesos empleando como excusa el nacimiento de Jesús, pero bajo el ídolo de ese ridículo obeso de Papa Noel, una especie de payaso anglosajón cuyo ingles cerrado no deben entender ni sus renos y que en vez de lengua tiene una tarjeta de crédito. Pienso a veces que esos norteamericanos protestantes que no se confiesan ni hacen penitencia, nos la hacen hacer a los demás enviándonos cada navidad sus extravagantes costumbres y un puñado de películas lacrimógenas llenas de calles nevadas, que nos hagan pensar que aún existe algo bueno muy en el fondo de nuestras renegridas almas…

! Si estoy aquí por el Alcohol !... Mientras todo me fue bien en la vida yo era una persona normal, con su trabajo normal y su familia normal, pero Dios me había hecho vulnerable a los demás, y cuando mi vida se torció por la salud y perdí el trabajo, todo se me derrumbó y no pude soportar como las actitudes de todos ante lo que consideraban un fracaso, me herían y me destrozaban la autoestima que es la esencia de un hombre, hundiéndome tanto que incluso pensé en quitarme la vida… Entonces Dios me envió al Amigo Alcohol…y me abracé a él sin culpa he hice del bar mi casa y mi refugio.
Si, el alcohol es un raro amigo al que le tengo aprecio porque que me ha permitido sobrevivir. Es verdad que autodestruye, pero te destruyes tú mismo, que con mucho, es mucho menos doloroso que permitir que te destruyan los demás con su desprecio y su desdén…!Si!, yo le doy las gracias....mi amigo "el graduado" ,como yo lo llamo con sorna, cuando me cito con él ya al amanecer. El sabe  destruirme como los demás, pero tiene el buen gesto de hacerlo sin humillación aliviando mi pesada carga con algún espejismo de la realidad.. !Si!, yo le doy las gracias como se le dan al médico que te ayuda a bien morir.

Ahora... solitario como un leproso, espero una señal.. un camino...espero de Dios que me separe de mi amigo embotellado, porque si me lo envió para resistir, ahora, me gustaría creer que me debe tener algo mejor reservado para llegar al final de mi vida con un poco de dignidad…!Sí !, si... aun espero una señal..

De pronto, fui consciente de donde estaba...el griterío de los niños que habían formado una enorme cola para pasar de uno en uno por mis rodillas para pedirme sus deseos, me sacó de mis oscuros pensamientos y me devolvió a la realidad. Miré a el chavalería …era una masa multicolor de gorros bufandas abrigos y guantes..en la que, como un baile de luciérnagas, moviéndose sin parar, se veían cientos de ojitos brillantes e ilusionados ... Suspiré... e intenté cargarme de paciencia para atenderlos como se merecían porque esos chavales, no tenían la culpa de nada…

Uno a uno fueron pasando por mis rodillas..me había abstenido de beber para no ofenderlos con mi aliento de borracho viejo.. Ellos, me fueron explicando expresiva y exageradamente su pequeño e inflado curriculum de buen comportamiento y los grandes méritos alcanzados a lo largo del año…Luego, pedían los juguetes…bueno...mas bien  una sarta de modelos y especificaciones técnicas que a veces llevaban apuntadas con su letra infantil, pidiéndome atención para que no me equivocara y no les trajera ese otro modelo que era parecido pero que no llevaba tal o cual cosa...

Pero al final de la tarde, poco antes de cerrar…cuando ya estaba agotado y algo inquieto echando de menos un copazo de aguardiente…dirigí mi mirada la cola…y solo quedaba un pequeño de unos cuatro años sucio y despeinado, cuya delgadez agitanada hacía que sus ojos de cervatillo le ocuparan media cara…de su naricilla salía una estela de mocos secos…Definitivamente..sus rasgos eran claramente magrebíes.

A una indicación mía, 
el pequeño morito…pasó con la duda en la mirada de si él tenía derecho también a acercarse  como el resto de los niños...se sentó en mis rodillas con miedo infinito y casi temblando…apenas hablaba nuestro idioma…yo, le dije lo que a todos….¿ Cómo te llamas guapo ? ¿ Alí? ! Que nombre tan bonito ! ..¿ Qué quieres que te traiga Papa Noel ?… El niño…. tras un silencio en el que buscaba las palabras en su cabecita rizada… dijo en voz muy bajita mirando ceñudo al suelo…  Necesito que me traigas …!! Un Papá !! por que el mío se murió al caer de la patera al mar..y mi mamá que trae un hermanito dentro y yo, no tenemos quien nos cuide….?

Joder…! Que nudo se me hizo en la garganta…! Joderr…Cómo me saltaron las lágrimas chorreándome hasta la barba blanca! …joderrr..¿Qué le podía decir yo a aquella criatura?…

De repente...! Vi la luz !…!Si!...! Aquello era la señal, la señal  que le había pedido a Dios …! Puse al niño en el suelo, me levanté, lo cogí de la manita y le dije: ! llévame con tu mamá Alí!…El niño obediente y en silencio me llevó por las escaleras mecánicas que debía conocer de memoria de vagar todo el día por allí… salimos fuera atravesando el gentío de la puerta principal…y caminamos por delante de los escaparates iluminados…hasta que al final, en un rincón bajo una pared desconchada la vi. Aun con sus ropajes bereberes, Alina estaba acurrucada y aterida de frío en el pavimento húmedo 
con el rostro casi tapado que solo permitía ver unos ojos sin brillo y unas oscuras ojeras. Frente a ella, su pañuelo extendido donde reposaba un bote oxidado con algunas monedas.  

!Que extraña es a veces la comunicación humana !… !
No hicieron falta palabras!...Solo extendí la otra mano hacia ella que recogiendo sus cosas se levantó y la cogió en silencio sin reserva ni temor…tal vez pensó que por malo que fuera no podía ser peor de lo que ya estaba...

Me los llevé caminando hasta la tienda de alimentación de bajo de casa donde me dejé los cincuenta euros que tenía….ya no podría beber…no tenía para alcohol…y probablemente mañana tampoco…

Los alojé en el cuarto de la cama grande y mientras Alina aseaba a su gusto la habitación, como un pájaro acomoda un nido…cansado, me senté en el sofá aun vestido de papa noel y Alí vino al cabo de un rato hasta mí buscando de nuevo sentarse en mis rodillas….

No sé si me entendió… la verdad,pero le dije: ¿ Sabes Alí ? A Dios no le quedaban papás…Este año se le han terminado…! Pero has tenido suerte de que aún le quedaran abuelos!.. !Si!, no se si me entendió pero el niño, sonrió con dulzura..

viernes, 11 de diciembre de 2015

EL LIBRO DEL BISABUELO




El Árbol, extendía su gran sombra de forma irregular, su alta copa era, desde abajo, una cúpula de pequeños puntos claroscuros, por los que se filtraba la luz en forma de minúsculos rayos, y estaba sostenida sobre un andamiaje de gruesas ramas, casi horizontales, que se trenzaban hacia abajo, formando un grueso tronco ,con negras oquedades y  grietas, que se abría, ya cerca del suelo, en largas raíces,
Si, ! amaba aquel árbol !, aquel Algarrobo, ahora ya majestuoso, lo había plantado él mismo..., cuando, de niño, ayudó a su padre a desmontar y roturar aquel recodo salvaje junto al río, Ahora, al igual que el árbol, el anciano también veteado por arrugas y grietas, pensaba que , ambos habían sido útiles, aunque ya no lo fueran. En su juventud, La algarroba, era el petróleo que movía la mayor parte del sistema de transporte  , ¿ te imaginas lo que era poder producir tu propia gasolina...?

El griterío de sus biznietos, a los que no quitaba el ojo de encima, le llegó desde un juncal junto al río, donde estaban jugando , apartándolo de los pensa-mientos del pasado. Los niños, jugaban a súper-monstruos horribles y pinchosos y pinzudos, que se masacraban, los unos a los otros, con extrañas armas laser.
Mientras, el abuelo Antonio con la espalda apoyada vigilaba a la chiquillería sentado, en una gruesa piedra caliza que tenía junto al tronco, el caliqueño apagado colgando de su la boca y el viejo bastón de castaño entre las piernas...., Pablo, su nieto y padre de los menudos, a sus pies, liberado por el abuelo durante unos instantes de sus responsabilidades , leía tranquilo un libro, tumbado en el suelo..., de costado.., con la cabeza apoyada en una raiz a modo de almohada...
Casi para si mismo, en voz baja y sin esperanza alguna de que su nieto , como siempre.., le hiciera el menor caso... Antonio musitó: Es una pena...., pero según el viejo proverbio, he fallado....-¿si...? ¿porque.... ?-, dijo Pablo desde el suelo distraídamente sin apartar la vista del libro y sin moverse, como siguiéndole la corriente , Pues.....El adagio dice, que un hombre tiene que tener un hijo........ , y yo tube a tu madre, plantar un árbol...., y yo plante éste algarrobo, y escribir un libro...., y esto último, no lo he podido hacer.., si, ! he fallado ahí !, desgraciadamente mi educación es de otros tiempos y mi cultura no dio nunca para eso...,

Trás un largo silencio en el que solo se escuchaba el rumor del agua del río y el canto de una chicharra, y cuando el viejo pensaba que ya no iba a recibir respuesta ......., escuchó la serena voz de su nieto..

Mira Abuelo..., tranquilo..., que has cumplido....., tú has escrito un libro, pero no en el papel...., lo escribiste en el corazón de mi madre, y ella. ...lo va escribiendo en el mío. Escribiste un libro que enseña a ser persona,  que ya es difícil.... !  como ser trabajador sin desatender tu familia....., como tener tus ideas  siendo respetuoso con las de los demás......, como no ofender a nadie, si se puede evitar.......,como pensar, siempre antes de actuar....como compartir... cuando se necesita...... como aceptar con resignación y calma los reveses del destino, que siempre vienen aunque no los llames...  como saber que la felicidad de dar..., es siempre mayor que la de recibir......  ah ! y no lo escribiste con tinta, ni con sangre, que se los lleva el agua..., lo escribiste con el ejemplo, que graba las palabras en el alma para siempre...

El anciano se quedó sin habla, aquel cabronazo de su nieto había dicho - como el que dice buenos días- , las palabras más bellas que jamás había oído...., y las había pronunciado como de carrerilla...., en un tono distraído y monocorde y sin mirarlo, y sin apartar siquiera la vista del libro....

Antonio no contestó, muy despacio y con los ojos llenos de lagrimas , apartó por un instante la vista de los chiquillos, y miró hacia arriba buscando el azul del cielo entre las hojas.... y pensó : ! Dios ! ! Amigo....! - el viejo siempre le había hablado a Dios como a un igual ,como a un compañero de fatigas..- ! Por favor... !, ! mándame ahora mismo un rayo que me deje frito en este instante!, porque jamás volveré a sentir la felicidad que ahora siento.....

Aprovecho este Acuatexto de navidad para desear felicidad y prosperidad a todo aquel que "asome el morro" por este blog, de parte de este humilde Pintoescritor  o Escripintor,  su familia 

jueves, 3 de diciembre de 2015

! COÑO CON EL PUTO CIEGO !


! Coño con el puto ciego !. ! Casi lo dije !…Pero solo lo pensé dando un respingo. No soy de impresionarme ni de expresarme de ese modo, soy un hombre educado y la vida en la medicina me tiene curado de espanto. Pero aquello de súbito y sin esperarlo, me dejó de piedra como una estatua. 

Sentados en aquel banco, aquel hombre dirigió su cara extravagante a mis cansados ojos y se quitó las gafas oscuras…! Sus ojos eran negros…! ! Negros como el maldito Betún ! Pero.... ! No solo la pupila!....! Eran todo negro !, Sus globos oculares eran dos bolas negras y brillantes como la obsidiana y sus parpados blancos y sin pestañas dibujaban en su rostro dos ojales de profundidad infinita…



Aquello me dio miedo, la verdad. Jamás había visto en mi dilatada carrera algo semejante. Me tuve que contener para no largarme inmediatamente sin decir palabra…Pero respiré hondo, y traté de tranquilizarme. Al fin y al cabo le había preguntado yo por la causa de su ceguera y no podía ahora ofenderlo con una cobarde huida. Además, a fuer de serles sinceros debo confesar que me había sentado en su banco por curiosidad

!Si! desde que me jubilé añoro mucho mi profesión, trato de matar mis días paseando e intentando encontrar historias insólitas que recojo y colecciono. No creo que nadie las vaya a leer nunca, pero yo las las escribo y luego las tiro en un cajón en el que tengo ya una docena ellas, por si algún día, cuando yo falte, alguien se las encuentra.

Volviendo a la cuestión, les he de decir, que me había sentado en el banco con aquél tío, porque me llamó la atención su vestimenta. En pleno mes de julio, al mediodía, con más de 35 grados y el aire saturado de humedad estaba ,sin una gota de sudor , sentado a pleno sol cubierto por un grueso abrigo de lana Azul y una aboinada gorra granate de punto calada hasta las orejas que hacía juego con sus guantes de lana.

-¿ Oiga señor ? ¿ No tiene Vd. calor vestido así con la que está cayendo?... me preocupa.. ¿ No irá a deshidratarse Vd.?...

- !No! !No!.... Descuide Vd. caballero...Si…! Incluso tengo frío !..! Siempre tengo frío! …Es un frío que me martiriza desde dentro. Es como si mis huesos fueran de hielo. Es un tormento que he de soportar y que todas estas ropas apenas logran paliar un ápice.

Joder..joder…!Que interesante!... Decidí no levantarme de allí hasta que llegara el fondo de aquello y arellanandome en los viejos listones del banco.  inicié mi disimulado interrogatorio..

- Pero buen hombre…¿Qué le ha pasado a Vd. para estar así…?

- Ufffff…. ! Es una larga historia!…Temo aburrirle a Vd.. Además…. me tomará Vd. por un pirado como hacen todos los que la oyen….hasta los psiquiatras sonríen con benevolencia cuando a los 5 minutos ya tienen en su cabeza el diagnóstico de esquizofrenia…

- Disculpe buen hombre… ya he comido, y no tengo nada que 
hacer en toda la tarde  que oír su preciosa voz de barítono ...

- Bueno...! Allá Vd.!....! Mire señor!... Ahora viviría feliz si no me hubiera topado con aquel niño.... Le contaré... Después de toda una vida de oficio en oficio y de aquí para allá, cuando pensaba en serio en que me perseguía el mal fario de un hechizo…Encontré aquél local  medio abandonado excavado en la roca de la base del acantilado con su entrada que parecía una galería minera y su salida de humos claraboyada abierta al monte en lo alto…toda su oquedad interior estaba cubierta por un extraño enlosado de piedra jaspeada violácea que yo no había visto jamás y menos por aquellos andurriales. Allí fue, donde con el nombre de "La Cueva del Mero", puse mi tasca de asar pescado aprovechando la cercanía de la playa que aportaba clientela turística y lo ridículo de su alquiler...

!Si!...! Fui dichoso por primera vez en la vida!….! El negocio tuvo éxito..! Yo trabajaba como un negro pero con la ligereza que da la alegría en el alma… ! Por fin, por fin había tenido suerte!…


¿Suerte?...pues señor.. ! Dos años !... Solo dos años me duró la dicha.. Hasta que un día entró el niño de los cojones (con perdón). Aquel pequeño hijo de la gran puta  (con perdón también) cogió tal berrinche por que no tenía helado de fresa, que tirándose de espaldas al suelo se puso a berrear como un cochino y a patalear sobre una de las losas de la pared que cayó partiéndose en pedazos…

Yo, la verdad , no le concedí importancia y menos cuando el padre de aquel "bicho" me dio una gruesa propina a modo de reparación..Pero.. cuando se fueron todos y cerré el local… mientras limpiaba y fregaba…. comencé a escuchar algo que rechinaba...un sonido como de arañazos sobre una superficie dura, al tiempo que un olor azufrado y fétido parecía provenir de la zona de la losa caída…


Poco a poco todo el enlosado de la pared se puso a vibrar con el sonido de aquellos desagradables arañazos y comenzaron a oirse los golpes…El cielo se nubló y a través del claraboyado una neblina malva y densa comenzó a bajar desde el techo…
Instantes más tarde… un trueno hizo vibrar la montaña y todo el enlosado se agrietó y se desplomó con gran estruendo y polvareda, dejando la pared desnuda…

! Me quedé acojonado!…!Si !, temblando con todos mis pelos erizados como un gato…Creía que era un terremoto o algo así…La luz eléctrica se apagó y a tientas, temblando  y como pude, encendí los tres velones que tengo para esos casos… A la oscilante luz dorada de las llamas, pude ver que las paredes habían formado un inmenso puzzle de piezas blancas e irregulares. Me acerque atemorizado vela en mano, con cautela para ver que era aquello….! Eran huesos! !Miles de huesos blancos! Estaban pegados unos a otros como las almendras de un turrón. Eran claramente humanos, había allí sin orden ni concierto cráneos… humeros… fémures… manos… pies… caderas…encajados unos con otros sin apenas espacio entre ellos....


A pesar de mi terror, no pude evitar acercar mi mano a la pared para tocarlos.. Pero cuando mi dedo índice tocó uno de ellos…. La mano de un esqueleto desprendiéndose del resto, cayó arañándome y desgarrándome la piel del pecho al tiempo que un frío inmenso e infinito del que aún no me he podido desprender penetró por mi cuerpo helandome los huesos para siempre.

Ya se puede Vd. imaginar.. aterrado y enloquecido , salí de allí a trompicones derribando sillas y mesas y destrozando copas y platos y todos los servicios de mesa aun estaban por recoger. 


Cuando logré alcanzar el túnel de salida, percibí un estruendo de grietas a mi espalda, y cuando me volví a ver qué estaba pasando…Un fogonazo violeta cuya intensidad jamás había visto y jamás volveré a ver,  me dejó sin visión para siempre… 

Ya en el suelo en el dintel del portón…percibí por el estruendo que toda la cueva se había derrumbado a mis espaldas dejándome enterrado en la enorme nube de polvo helado como la escarcha que salió por la bocana como el chorro de un reactor…

- ¿ Entonces, buen hombre, de la cueva no quedó ni rastro…?  Yo lo había escuchado sin pestañear…sin abrir la boca…y esa estúpida pregunta es la única que se me ocurrió hacerle a aquel ciego extravagante, cuando decepcionado, comprendí que solo era un pobre demente sin ninguna historia insólita que contar…

Decidí no continuar con aquello...yo  buscaba historias insólitas pero verdaderas…y aquella solo estaba en la cabeza de aquél loco.


- ¿Quiere que le ayude a cruzar la avenida y le acompañe a su casa buen hombre?.... creo que solo se lo ofrecí para interrumpir su narración..


- ! Mire Vd.!
…A cruzar la avenida se lo agradecería por que a esta hora hay mucho tráfico… pero a casa no hace falta…Vivo ahí en frente…en el frenopático…yo no estoy loco sabe, pero es algo que no puedo demostrar…y de todas formas no me puedo valer por mi mismo y en el Sanatorio Psiquiátrico siempre encuentro por lo menos un lecho y un plato de sopa…

Cuando le ayudé a cruzar a la otra parte y nos disponíamos a despedirnos..aquel hombre dijo :

-Gracias por su ayuda señor…! Es Vd. todo un caballero ! Pero con todo, no suelo tener problemas para cruzar la avenida.. Aunque por la vida que he tenido no puedo creer en Dios, llevo al cuello una medalla de la Virgen del Perpetuo Socorro que perteneció a mi madre que parece protegerme en mi ceguera….¿ Quiere Vd. verla..? ! Es preciosa..!

Yo le dije que sí…Estaba algo impaciente por largarme, pero no podía desairar la ilusión que el hombre le ponía a aquello…. Él desabrochándose el abrigo y la camisa…tomó la medalla y la sacó para acercármela donde suponía que estaba mi rostro ..!! No la vi !!… !! La verdad !!..!! No puedo recordar como era…! Porque mis ojos se fueron inmediatamente a aquellas cicatrices verticales, a aquellos cuatro surcos negros y brillantes que bajaban por su pecho cuyo aspecto yo no había visto jamás…y que solo podía haber hecho el arañazo desgarrador de una mano …

!No!.. ! No la he escrito !..esta historia no la he escrito..Solo os la he contado por que las palabras se las lleva el viento…No estoy dispuesto a poner en duda el recuerdo de mi cordura en mis descendientes… Pero si os debo decir…que desde entonces...el miedo ha entrado en mi vida…sé que hay otras fuerzas…energías obscuras poderosas e irracionales cuyo poder no podemos ni imaginar…