lunes, 7 de septiembre de 2015

LOS MOLINOS EN VERANO



Esta es la primera vez que una obra de otra persona me inspira un relato. Cuando mi amiga y gran pintora Pilar López me enseñó este cuadro de molinos , fluyó la inspiración en segundos de modo espontáneo. Pintoescritura colaborativa…! joder, que buen concepto!

- ! Buenas tardes..! sonó una voz a mi espalda…
- !! Joder…!!! ! Que susto me ha dado Vd.! ! No lo había visto ahí sentado y creía estar solo aquí.!
-!Perdone señor!....lo siento…no pretendía sobresaltarle…

El hombre sentado era mayor, tenía una barba blanca y recortada que se perdía en una vieja e inmaculada camisa de lino y unas pequeñas gafas redondas y doradas, que le daban aspecto intelectual . Su viejo sombrero de paja de ala ancha brillaba a retazos dorados con los rayos casi horizontales del sol del ocaso y sus delgadas piernas embutidas en unos raidos tejanos, descansaban en unos pies finos apresados por unas caras sandalias. a su alrededor, decenas de colillas se agrupaban y dispersaban entre la yerba como gusanos amarillentos.

tras un pequeño silencio hombre prosiguió….

- ¿Paseando….. ?

Yo, algo molesto por la interrupción de la paz del lugar que había venido a buscar, le di una respuesta corta a la vez que estiraba mi espalda ya cansada

-! Pues sí, paseando…!

Los blancos molinos manchegos caían en definición por la ladera de la loma. Sus amarillentas aspas giraban sin sincronía alguna. Al fondo, el trigo madurando pintaba la tierra ondulada a gruesos trazos verdes y ocres con una suave mezcla de colores cálidos y fríos tan bella como irreal..

Estábamos frente a la explanada de molino más alto y podíamos sentir el aire arremolinado de las aspas y el crujido amortiguado de la madera vieja de su engranaje…

El hombre, prosiguió con voz cansada…

- ¿Sabe Señor? …esta es mi terapia…, mi respiro…Vengo aquí todas las tardes del verano y entre cigarrillo y cigarrillo contemplo los molinos que son mi descanso, mi consuelo y a veces mi salvación…

-¿ Salvación?... ¿ Que descanso y consuelo encuentra Vd, aquí..señor?

- !Mire caballero…! Al igual que giran esas aspas con los vientos, mis problemas giran y giran dentro de mi cabeza con la obsesión de encontrar soluciones para los mismos , pero no la encuentran nunca y quedan atrapados día y noche generándome un continuo desasosiego y una intensa angustia , que a veces me impulsa a pensar incluso en quitarme la vida para dejar de sentir ese tormento..

-Y.. ¿Cómo consigue Vd. librarse de eso aquí buen hombre?, le pregunté ya interesado…

- Es curioso… Pero desde el primer día que vine a este paraje, descubrí que si depositaba cada uno de mis problemas en cada una las aspas de estos gigantes mientras fumaba sin parar, ellos se atrevían a salir de mi cabeza para girar y jugar con ellas toda la tarde , dejando mi cabeza mientras tanto vacía y hueca , pero con una gran paz interior…

- ¿ Pero…Claro…. Los tendrá que retomar Vd. en algún momento,…

-Pues..si, tiene Vd. razón. Cuando la oscuridad de la noche me impide ver el giro de las aspas y la brasa de mi cigarrillo comienza a refulgir, los recojo como a los niños de la escuela, y los vuelvo a soportar hasta que puedo regresar…. Pero por lo menos la vida me ha dado un respiro para continuar un día más…

Se hacía tarde, el sol estaba a punto de ponerse y la brisa del este y traía ya el aroma de las higueras y de las jaras y mecía los variopintos trigales mezclando sus tonalidades…

- !Bueno Señor…!. Le dejo a Vd. aquí , en su paz.. , que aún le queda un rato de luz y a mí se me hace tarde para ir al pueblo… Solo me queda desearle buena suerte y que el viento no pare ni un momento en todo el verano….!Adiós….!

Bajando la colina de camino al pueblo, mis genes de Sancho Panza y mi sencilla alma de cántaro, me hicieron meditar sobre la gran cantidad de pirados que producen estos vertiginosos tiempos que nos ha tocado vivir…

3 comentarios:

Amon-Ra-Net dijo...

Entro en tu bloc para colgar mi comentario sobre "una comida familiar" y me encuentro con "los molinos de verano" ¡es que no nos das respiro ni sosiego Paco!
Tus neuronas trabajan sin pausa como las aspas del molino ante la energía eólica, rítmicamente, con obstinada constancia hacen girar con su engranaje la muela de la que saldrá la harina con que hornearás el pan de tu anterior narración y así, sin percatarte, has ido encadenando a todas ellas como un collar de cuentas diferentes pero semejantes, armonía en medio de un caos. Hazte mirar la dosis de Moringa o auméntanosla a tus seguidores, incluido el enigmático y entrañable "anónimo" que se ha unido a esta desiderata.
El guiño naïf del cuadro me descoloca, parece surgir de un sueño de siesta de estío lejano, un tanto inquietante; he de pensármelo.
Música de Marius Petipa: ballet "Don Quixote" escena de los molinos "of course"

Anónimo dijo...

Ajaajajajajaja que bueno eres Amon, no eres escritor??? Me tienes fascinada!!! Ya había leído este relato de Paco, tú le das otro sentido. ......el aire de la Mancha vuelve las cabezas locas Ajaajajajajaja. ...gracias por la nota musical.

Aurora Aurora dijo...

la imaginación es el arte que nos lleva hacia los caminos desiertos de huellas
impregnándolos de fragancias inéditas...Precioso relatos Maestro..