domingo, 19 de octubre de 2014

LOS BAÑISTAS

-¿Sabe?, soy tan vago, que cuando bajo a la playa jamás llevo sombrilla o silla, ni siquiera me llevo un libro o una revista de cotilleo. Me limito a sentarme en mi toalla apoyado en una roca con mi ajado sombrero de campo que me da un aspecto extravagante y así, dejar transcurrir las horas inmóvil como un lagarto con el pensamiento al ralentí. De más joven… envidiaba a los perros y los gatos
-¿A los perros y los gatos?.... ! Si que es usted "rarete"…!
-!Pues sí amigo!. Los envidiaba porque podían estar horas y horas tranquilos e y quietos y porque pensaba que lograban un estado perfecto de total relajación. En cambio yo, si cerraba los ojos, permanecía siempre algo inquieto. Mi cerbero siempre se buscaba ,como entretenimiento, pequeños pensamientos desazonadores acerca del trabajo, el mundo, o el sentido de la vida, la pareja, la familia, la política o el futuro. Aquello era como si llevara una pequeña piedrecita clavada en una nalga
- ¿Una piedrecita?
- ! Si!, una minúscula piedra que me causaba una pequeña incomodidad permanente que ni la lectura ni los paseos ni las conversaciones insustanciales conseguían hacerme sentir agusto.
- ¿Pero ahora no le pasa?
! No señor!, ahora he dominado eso. Creo que lo he hecho más por haberme hecho viejo que por haberme hecho sabio, pero puedo conseguir un estado similar a la relajación del Zen.
- ¿Y cómo ha conseguido eso Vd.?

- ¿Qué como lo hago?, Bueno… contado así parece sencillo, tal vez una chorrada… , pero proyecto mi mente al exterior y la entretengo en un juego parecido a ese pasatiempo de la "búsqueda de los Siete errores". Me dedico a observar todo mi entorno buscando con detalle todas las cosas que cambiaron de ayer a hoy en el mismo escenario. Unas veces es el azul del mar, otro el color del verde de los pinos según la dirección en que sopla la brisa, otras veces es el blanco de las velas de los barcos que atracan en la playa o el cambio del color del bañador de determinada muchacha. ! Si amigo !, me he convertido en una especie de mirón de la naturaleza y ahora….!Ahora me gusta cotillear!
- ¿Cotillear dice Vd.? ¿Cotillear con quién? 
-!Pues conmigo mismo!. Ya hace tiempo que estoy solo y no tengo nadie con quien hablar! Además, no creo que a nadie le interesaran mucho mis memeces. pero como hoy de ha sentado Vd. tan cerca y veo que tampoco anda acompañado….
- ¿ No sé si le acabo de coger la idea a Vd?.…por ejemplo ¿Que es lo que ha visto Vd. hoy..?
- ¿Hoy?,  hoy mismo he visto a esa pareja que se está dando su último baño en esta playa?
- ¿Su último baño? ! y ..¿Vd. cómo lo sabe?
- Bueno, más que saberlo con certeza lo intuyo.
- ¿Si? ¿Por qué?
- ! Mire!, llevo años observándolos aquí durante las vacaciones, siempre se bañan juntos ahí, en el mismo sitio, siempre juntos. Les gusta jugar en el mar, abrazarse, sentir la piel del otro bajo el agua con sensualidad, salpicarse mutuamente con pequeños gritos o hablarse bajito cerca del oído para luego estallar entre risas cantarinas.
Pero.. este año…. este año no se tocan. Permanecen alejados y en silencio. Él, esta absorto mirando hacia tierra pero con la mente muy lejos de esta playa y ella, mira su rostro escrútandolo y preguntándose en que momento aquel hombre se le ha vuelto un desconocido .
-!S
i señor!, hoy es el último día de vacaciones y como tantas otras parejas estos dos.... se separaran.
-¿Vd. Cree?
- !Si!, las vacaciones los han puesto uno frente al otro y han descubierto que el amor se lo llevo el otoño pasado, el invierno heló lo que quedaba y la primavera confirmó que lo cotidiano no era suficiente para continuar. Por último, estos días solos aquí no habrán hecho más que rematar en medio de los silencios la agonía de su relación.
- Lo veo a Vd. muy seguro…
- Vd. no parece ser de aquí, pero aquí en el Levante, estamos  acostumbrados. Aquí, al revés que en otros lugares la calma precede a la tempestad. Aquí las terribles tormentas del final del verano estallan con la gota fría y se desatan violentos torrentes que se llevan puentes coches y carreteras…!Ah!..y también parejas…!Muchas parejas..!
! Si! Amigo, lo siento, pero estos dos…!No volveran!...





domingo, 12 de octubre de 2014

UN BUEN CHAVAL


¿Saben?, soy tan viejo y hace tantos años que me jubilé, que a veces me olvido que fui el médico de este barrio. Ahora casi no lo reconocería si no es porque nunca he salido de él y lo he visto cambiar día a día. Era un barrio "obrero" plagado de monos azules, gente reivindicadora y manifestaciones sindicales. Si un día no aparecía una pancarta y un megáfono, no era un día normal.
¿Ahora?, Ahora es un barrio "marginal". El paro, la Inmigración y las drogas, lo han convertido en un lugar distinto, incluso peligroso, donde las casas, ocupadas en su mayoría de forma ilegal se deterioran, las paredes se desconchan, las farolas no funcionan y nada se arregla. Sus gentes viven, si es que así se puede llamar, de los subsidios y ayudas sociales y de lo que pueden "mangar" o " trapichear" por ahí.

Pero…al contrario que otros barrios de "orden", este barrio tiene vida. ¿ Vida?.!Si, ! Tiene vida!. 
  !! Tiene niños!!, !! Muchos niños!!. El viejo y abandonado parque donde cada día dejo trascurrir mis horas sentado en un banco, bulle de vida. Está lleno de "chavalines" jugando libres de tareas, deberes y actividades extraescolares que aquí nadie puede pagar.

De broma, para quitarle drama al asunto, Yo le llamo "El parque de La ONU" y es que resulta que entre los niños hay tal mezcolanza de razas, colores e idiomas, que me recuerda una frutería donde los plátanos amarillos están al lado de la manzanas rojas que están arriba de las peras verdes y debajo de las naranjas…

Resulta curioso lo bien que se llevan jugando juntos y revueltos, lo poco que riñen y como se les ve reír felices y disfrutar ajenos al pobre futuro que les espera. A veces pienso que inconscientemente no quieren estropear con disputas, su mejor y casi la única diversión que se pueden permitir.

Bueno, al grano que me pierdo….

El caso es que me fijé en Nicu. Bueno, cuando me dirigí a él me dijo que se llamaba así y que tenía nueve años. Nicu, era un niño moreno de rasgos finos y miembros delgados. Yo creía que era magrebí por lo rizado de su pelo, pero no, era Rumano. 

No suelo hablar con casi nadie aparte del saludo, y menos con niños en éstos tiempos que te pueden tomar por pederasta o algo así, pero me llamó la atención que a pesar de sus ropas descoloridas, siempre iba más limpio que los demás y había desarrollado una habilidad insólita para jugar a cualquier cosa, incluso al Futbol, sin apenas ensuciarse.

Yo me había fijado en él porque siempre, tanto en verano como en invierno, interrumpía constantemente juegos, para venir a beber a cada momento a la fuente que estaba junto a mi banco poniéndose graciosamente de puntillas para alcanzar el chorrito.

Tardé algún tiempo en reaccionar porque estoy ya mayor…..pero desde algún lugar profundo de mi cabeza despertó el médico que dormía olvidado…¿Tanto beber ?.... ¿Será el niño diabético y en su casa no lo saben..?..... ! Si tiene tanta sed es que siempre irá descompensado de su glucosa!.... ¿Habrá ido alguna vez al pediatra ?.... ¿Y si sus padres no tienen ni seguridad social?..

Por fin, una tarde en la que el niño se demoraba mas rato del habitual bebiendo, le pregunte desde mi banco : ! Oye chaval ! ! Tanta sed tienes que te pasas el día bebiendo!...Nicu dejó de beber, se dio la vuelta para mirarme mientras cuidadosamente se limpiaba la barbilla mojada con el dorso de su muñeca. ! No señor!, !No tengo sed !, pero debo beber mucho antes de volver a casa, y ensuciarme la ropa lo menos posible. ¿Y eso porqué chico?. !!Porque vivimos en el quinto piso y en mi casa no tenemos agua!!. Yo procuro no gastar agua en casa para que mi madre, que esta mala de las rodillas, no tenga que bajar tantas veces a cogerla de la fuente.

! Nico! ! !Vuelve ya que te toca tirar a ti...!, Un grito infantil desde el claro del parque  interrumpió nuestra charla. Nico, se volvió y levantando una nubecilla de polvo echó a correr a toda prisa hacia el lugar desde el que había venido la voz. Mientras de alejaba, volvió su cabecita hacia mi y muy educado dijo: ! Adios señor !

¿Se puede sentir alegría y pena y esperanza a la vez?. !! Pues eso sintió este pobre viejo!!. Alegría de que el chico no estuviera enfermo. Pena por cómo vivía aquella gente y… ¿Esperanza?…Si, esperanza porque a lo mejor mi barrio aún tenía arreglo….



domingo, 5 de octubre de 2014

SILVERIO , HECHO DE BUENA MADERA


Silverio, fue el primer nombre con el que  "bautizaron" a aquel modelo de dibujo humano de madera de ciprés, porque había sido adquirido en "Casa Silverio: material artístico" allá por el año 36 del siglo pasado para el abuelo de Luisito como regalo de reyes. 
Sus articulaciones, le permitían adoptar cualquier posición y sus proporciones eran perfectas según todos los cánones del arte. Era ideal para que aquel niño, el abuelo de Luisito, aprendiera a dibujar. 

Pero la guerra civil cambió el rumbo de todos y con una severa posguerra, el niño tuvo que dedicarse a estudiar el Farmacia con las pocas "perras" que su padre pudo salvar después del desastre. Don Genaro, que así se llamaba aquel niño cuando se hizo mayor, jamás pudo olvidar su frustrada vocación artística y ofreció a su hijo Julio, el padre de Luisito, que mostraba su misma inclinación, todas las facilidades para seguir " El bello camino del arte ". 

La calidad e imaginación de las ilustraciones que Don Julio, el padre de Luisito, hacía para los libros clásicos, le llevó pronto a hacerse "Un Nombre" en el mundo editorial que le allanó el camino para hacer lo que de verdad lo hizo famoso : !Los Tebeos!. 
Con sus historietas llenas de gracia y aventura aprendieron a leer y desarrollar el sentido del humor varias generaciones de españoles, que aunque luego cambiaran los tebeos por los libros, jamás olvidarían sus personajes: El Capitán Relámpago con el gigante Moniat y la princesa Blanca de Alcántara. Aquella fue una época dorada para Don Julio y también para Silverio, al que él llamaba " El Ninot".

Pero Silverio, tenía entonces a su pesar una doble vida: Durante el día, debía adoptar las mil posiciones que Don Julio le exigía para dibujar a sus héroes... Pero al caer la tarde, el modelo era secretamente raptado por los hijos de Don Julio para ser sometido en sus juegos a los más aviesos tormentos.

Para comprender bien lo que os voy a relatar, amigos, debéis conocer un poco la personalidad de Silverio ; A pesar de estar hecho de madera, él siempre había sido muy pudoroso.... no le gustaba hablar de sexo y aunque a su constructor se le olvidó ponerle un pedacito de madera entre los muslos, él se sentía varón.. vamos…..! Muy varón! y…. !Sí!, se reconocía en este aspecto bastante educado a la antigua.
Aunque Luisito le llamaba "Tronco", Silverio prefería los juegos con él, que le hacía luchar contra los Madelman cargado con una metralleta, o morir aclibillado a balazos bajo su casco hecho con una chapa de Coca-Cola, que rebajarse a jugar con su hermana Elisa, a tomar el té con las muñecas, o a ser el novio ambiguo de una pija extranjera que se llamaba Barbie y que era tan caprichosa como insoportable.

Pero…….! Si amigos….!, ! Todo tiene su final!. Los niños crecieron y la llegada de la Televisión se llevó la gloria de Don Julio y la utilidad de Silverio, que quedó olvidado y lleno de polvo tras un jarrón en el estudio de dibujo.
Allí habían transcurrido sus los últimos lustros observando el discurrir de los acontecimientos y sintiendo cómo primero había pasado de "instrumento de trabajo" a "trasto inútil". Luego, descendió a la categoría de "curioso trasto viejo" , y por último, ahora como una recompensa, Silverio iba ya notando en sus maderos, el sentimiento de valor y dignidad que le producía  convertirse poco a poco en una "fina antigüedad".

Cuando Don Julio se jubiló decepcionado, Luisito , un muchacho inteligente que se había convertido en brillante arquitecto, tomó posesión del estudio. Para Silverio, su morada poco a poco fue quedando irreconocible; ordenadores…monitores….escáneres....enormes impresoras láser de última generación y todo ello, enmarañado de cables de todos los colores que combinaban de maravilla con las cien lucecitas parpadeantes y los monótonos " bip" de algunos "aparatitos" muy pesados. 


Para Luisito, fueron buenos tiempos….pero una vez más, todo se acaba y el pinchazo de la "Burbuja inmobiliaria", llevó al mundo de la construcción a una crisis tan grave, que Luisito se quedó sin trabajo.Para subsistir, le tocó sacar de nuevo a relucir la proverbial vena artística familiar y siguiendo los pasos de su padre ,Don Julio, tuvo que dedicarse a dibujar tebeos.....
¿Tebeos?……
Bueno, ahora se llamaban "Comics" y se hacían con mil colores, mediante complejos programas de dibujo informático cuyas bases de datos hacían inútil el trabajo de Silverio.
Desafortunadamente, Luisito, ya Don Luis, solo los podía firmar bajo seudónimo, por que los únicos comics rentables, eran los "comics eróticos", un eufemismo que disfrazaba unas publicaciones verdaderamente guarras llenas de culos provocativos , tetas enormes y nudosas vergas y húmedas vaginas. con guiones plagados !Ahhhhs! y !Uhhhhhhs!

Pero para Silverio, que había pasado los últimos meses lleno de vergüenza ajena, lo que sucedió hace unos días le sacó del olvido. Luisito estaba irritado, porque en un paso más de su declive, la editorial le había presionado para hacer una página para una conocida revista "Gay". Su subconsciente estaba jugándole una mala pasada: no le salía la escena, y la base de datos no ayudaba. Enfadado, hablaba en voz alta de modo que Silverio se enteraba de todo. Dibujar al gay " Activo" no era el problema: De pie y como "toca". Pero... a la postura del gay pasivo, agachado, apoyándose en una mesilla de noche y presentando redondeces, no le  cogía el aire ni a la de tres"…… . De pronto, como hombre de recursos, en la cabeza de Luisito  se abrió paso una idea: ! Volvamos a lo analógico! ! Silverio ! ¿ Dónde estás "Tronco"? ¿Dónde te has escondido?...! Te necesito para una posición difícil !...dijo revolviendo de arriba abajo todo el estudio… Por fin, lo encontró apartando el dichoso jarrón. Pero.... la visión que tuvo de Silverio le dejó de piedra : !!Estaba haciendo el más gracioso corte de mangas que había hecho muñeco alguno en la historia!!.


Luisito, Don Luis, experto en el lenguaje corporal, entendió el mensaje. Tomó al muñeco y lleno de respeto, le quitó el polvo y lo colocó encima de su monitor. Luego, llamó a la editorial para rechazar el encargo. Desde entonces, mira con admiración a Silverio todos los días, porque le recuerda lo importante, que 
para la dignidad de un hombre, puede ser en ocasiones ...! Saber decir que no!.